Cultivo las letras inspirado por la belleza y en ellas me sumerjo para buscarte; desde allí te hablo con la certeza de no resultar inmune a tu corazón que se acompasa con mi latir trayéndote hasta mí. Grita fuerte para que oiga tu pensar, piensa intenso para que escuche tu sentir.



sábado, 22 de septiembre de 2012

La espita




El silencio es tuyo,
llénalo de voces
y abre la espita
que derrama
las almas licuadas,
que se encuentren
de una vez
la vida se acaba
norte y sur,
sol y sombra,
mudez y palabra.

© Juan Carlos Saceda

2 comentarios:

  1. Ante estas palabras...mudez para no perturbar tanta belleza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una constante la mudez... como una sentencia... Gracias GM

      Eliminar