Cultivo las letras inspirado por la belleza y en ellas me sumerjo para buscarte; desde allí te hablo con la certeza de no resultar inmune a tu corazón que se acompasa con mi latir trayéndote hasta mí. Grita fuerte para que oiga tu pensar, piensa intenso para que escuche tu sentir.



domingo, 26 de febrero de 2012

Duermevela




Naufragué toda la noche
en un amor
de humedades cristalinas;
abracé la deriva de tu ausencia
sintiéndome flotar junto a ti
y dejándome llevar
por la corriente de la vida
hasta tu lecho;
quise dormir
pero el sueño que habitabas
me mantenía despierto,
quise soñar
pero tú lo hacías por mí
y conmigo poblabas tu deseo. 

© Juan Carlos Saceda

2 comentarios:

  1. Naufrague a sabiendas que ocupabas el lugar mas recóndito de mi mente, allí donde esta el deseo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imposible evitar el naufragio...

      Gracias Musa

      Saludos!

      Eliminar