Cultivo las letras inspirado por la belleza y en ellas me sumerjo para buscarte; desde allí te hablo con la certeza de no resultar inmune a tu corazón que se acompasa con mi latir trayéndote hasta mí. Grita fuerte para que oiga tu pensar, piensa intenso para que escuche tu sentir.



martes, 31 de enero de 2012

Traslado




Tenía los sentidos tan afilados que ni el paso del tiempo con su inexorable caminar conseguía abrir mella en ellos, las sensaciones se sucedían multiplicadas en una progresión sin limite ni final, aumentadas en su infinita sensibilidad, el silencio le envolvía para trasladarle allí donde quisiera ir, ni siquiera necesitaba cerrar los ojos para activar el mecanismo que le transportaba hasta ella, que le esperaba sangrando de placer como si cada vez fuera la primera, la única...
... la existencia era su cómplice y se detenía y permanecía en estado latente como una eternidad invisible y perpetua, para gozar de la imposibilidad de su amor junto a ellos...


© Juan Carlos Saceda

2 comentarios:

  1. Tan dentro de sus sentidos, que se diría eran un mismo latido.
    Geniales tus letras.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Total integración enel otro, Musa

      Muchas gracias

      Saludos.

      Eliminar