Cultivo las letras inspirado por la belleza y en ellas me sumerjo para buscarte; desde allí te hablo con la certeza de no resultar inmune a tu corazón que se acompasa con mi latir trayéndote hasta mí. Grita fuerte para que oiga tu pensar, piensa intenso para que escuche tu sentir.



sábado, 15 de octubre de 2011

Impar

Esta noche la soledad duerme conmigo, y me sabe triste por la ausencia que arropa mi cuerpo desnudo, abocado al frío de la turgencia con que me envuelve su manto invisible; inmóvil por la presión de una falta que me aplasta, invoco la voz cadenciosa que no me habla, que calla ofuscada en un silencio dañino y malicioso que destroza mis oídos con el sigilo de su palabra; te llamo, y el eco que resuena con tu nombre, reverbera en las paredes del cerebro que te vuelve indispensable para mí, que te ama y hace que te ame, que no me deja vivir sin ti… nunca me acostumbro a no tenerte.   

2 comentarios:

  1. ...qué bonito te expresas, eres todo un escritor!

    ResponderEliminar
  2. Gracias italiana! Lo bonito es saber que me lee...

    ResponderEliminar