Cultivo las letras inspirado por la belleza y en ellas me sumerjo para buscarte; desde allí te hablo con la certeza de no resultar inmune a tu corazón que se acompasa con mi latir trayéndote hasta mí. Grita fuerte para que oiga tu pensar, piensa intenso para que escuche tu sentir.



martes, 29 de noviembre de 2011

Carmín




Los triunfos de mi vida, que son muchos, se ensombrecen con la negativa de tus labios, pero no te importa, tú ves en la oscuridad como los gatos y disfrutas mirando sin ser vista, inmune a mis ojos negros que te buscan sin descanso; eres la única que rompes mi equilibrio, aunque también con esas manos felinas, consigues sujetarlo.

Hasta dormido me vigilas, visitándome despierta por los sueños del descanso y allí consciente me seduces y te escondes cuando el sol lanza sus rayos, llevándote mis recuerdos, para con ellos seguir flirteando y la única pista que me queda es un regusto afrutado de carmín, con las huellas que en mi cuerpo vas dejando.   

© Juan Carlos Saceda

2 comentarios:

  1. Me fascinas cada día...
    Acoso consentido
    abuso del cuerpo...
    ladrona de sueños.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Musa... con un poco de retraso,

      Besos!

      Eliminar